¿Cómo cae una Nación?

Después de un terremoto, un tornado, una inundación u otro desastre natural, el desolador paisaje de una vivienda desmoronada es muy triste.  Cuando esa imagen se amplía a una ciudad, la tristeza se convierte en horror y cuando se habla de un país, la sensación es indescriptible.

El corazón se llena de interrogantes. ¿Por qué ante un mismo evento algunas casas se derrumban y logran sostenerse? ¿Por qué un evento similar a algunos los hunde y otros los superan? Creo que la clave está en los fundamentos.

La historia bíblica nos muestra la caída de una nación. De hecho era la nación escogida y amada por Dios. Una comunidad que contaba con el amor, la protección y la misma presencia de Dios en su medio. Sin embargo, Israel cayó. Se desmoronó.

Un bosquejo de las causas de la caída de Israel, nos puede dar algunas pistas de ¿por qué cae una nación?

Basado en el libro de Oseas, el erudito George L. Robinson ha sugerido los siguientes pasos sucesivos en la caída de Israel:

1.La carencia de conocimiento. 4:6: Mi pueblo fue talado, porque le faltó sabiduría.

2.El orgullo. 5:5. Y la soberbia de Israel le desmentirá en su cara.

3.La inestabilidad. 6:4: La piedad vuestra, es como la nube de la mañana, y como el rocío que de madrugada viene.

4.La mundanalidad. 7:8: Ephraim se envolvió con los pueblos; Ephraim fue torta no vuelta.

5.La corrupción. 9:9: Llegaron al profundo, corrompiéronse, como en los días de Gabaa.

6.Rebelión 11:7: Está mi pueblo adherido a la rebelión contra mí.

7.La idolatría. 13:2: Y ahora añadieron a su pecado, y de su plata se han hecho según su entendimiento, estatuas de fundición.1

1 The Twelve Minor Prophets, p. 23. Harper & Brothers. En: Yates, K. M., & Corona, S. (2002). Los profetas del Antiguo Testamento (pp. 87–88). El Paso, TX: Casa Bautista De Publicaciones.

 

Por la claridad de la Biblia, creo que al pensar en nuestra nación, usted y yo podremos sacar nuestras propias conclusiones. Oremos por Chile y no nos cansemos de predicar el evangelio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *