Iniciar por fe y continuar por fe

Si comenzamos la vida cristiana por la fe en Cristo, nuestro caminar diario también debe ser por la fe en Cristo. No se puede solo tener fe en el Señor solo al inicio y luego tratar de avanzar mediante nuestros propios esfuerzos.

El comentarista cristiano Warren Wiersbe expone con gran claridad el hermoso pasaje bíblico que les propongo estudiar esta mañana:

“La vida cristiana se compara a un peregrinaje, y los creyentes deben aprender a caminar. Pablo antes había animado a sus lectores a andar “como es digno del Señor” (1:10), y después vuelve a usar esta misma idea (andar) (3:7; 4:5). En el libro de Efesios, la epístola compañera a la de Colosenses, Pablo emplea el concepto por lo menos siete veces (Efesios 2:2, 10; 4:1, 17; 5:2, 8, 15).

Debemos andar en Cristo de la misma manera en que le recibimos—por fe.

Los maestros gnósticos querían introducir algunas nuevas verdades para alcanzar la madurez espiritual, pero Pablo los censura. “Ustedes empezaron con Cristo y deben continuar con Cristo”, escribió Pablo. “Empezaron con fe y deben continuar con la fe. Esta es la única manera para progresar espiritualmente”.

Querido hermano en Cristo. Si comenzaste por fe, no trates hoy de avanzar mediante tus propios esfuerzos. Sólo conseguirás frustrarte. Ese desafío que tienes, lo superarás solo mediante la fe en el que todo lo puede: Jesucristo nuestro Señor.

Que tengas un día muy bendecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *