PRIVILEGIOS DEL CRISTIANO GENUINO: Es Redimido

PRIVILEGIOS DEL CRISTIANO GENUINO: Es Redimido

Para hablar de Redención, el “Nuevo Diccionario de Teología” explica que en el Antiguo Testamento redimir es la acción que realiza un pariente para liberar a un miembro de su familia o para comprar una propiedad nuevamente.

Por su parte la redención en el Nuevo Testamento cobra sentido a partir de las enseñanzas del Señor Jesucristo cuando afirma que nadie puede dar nada a cambio de su vida (Mar. 8:37; cf. Sal. 49:7–9), pero que el Hijo del Hombre vino para dar su vida en rescate por muchos (“por todos”; Mar. 10:4, ver también 1 Tim. 2:6; Tito 2:14). Jesús da su vida a cambio de aquellos cuyas vidas están bajo penalidad y de esa manera les pone en libertad. La muerte de Jesús es el sacrificio (Hech. 20:28; Rom. 3:24; 1 Ped. 1:18) por medio del cual somos liberados de nuestros pecados y sus consecuencias, es gracias a Jesús que recibimos el perdón (Col. 1:14; Ef. 1:7)”

En la Primera carta de Pedro, se añade lo siguiente acerca de la redención como privilegio de un cristiano genuino:

1. Cristo nos redimió no con cosas corruptibles, como oro o plata, 1 Pedro.1:18.
2. Cristo nos redimió con su sangre preciosa 1 Pedro. 1:19.
3. Cristo nos redimió de nuestra vana manera de vivir, 1 Pedro. 1:18.
4. Cristo nos redimió llevado nuestros pecados, en su propio cuerpo sobre el madero, 1 Pedro. 2:24.

Nadie nos da mayor valor, que aquel que pagó el más alto precio posible, por ti y por mi.

Tengamos hoy un día dedicado a agradecer el privilegio inmerecido de nuestra Redención

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.